Estudian el impacto de la actividad arrocera en los ríos Corriente y Miriñay PDF Imprimir E-mail

specialistas de la Facultad de Ciencias Exactas, Naturales y Agrimensura de la UNNE están analizando los posibles impactos de la producción arrocera en ríos de la provincia.

 

Como parte del convenio de cooperación técnica que la Universidad Nacional del Nordeste (UNNE) suscribió con el Instituto Correntino del Agua y el Ambiente (ICAA) y la Asociación Correntina de Plantadores de Arroz (ACPA), se lleva adelante el estudio sobre los posibles impactos de la actividad arrocera sobre los recursos hídricos de la provincia de Corrientes.


Según informó Francisco Antonio Vázquez, titular de la Cátedra de Química Analítica, el equipo de técnicos ya lleva realizadas tres campañas, desde la firma del convenio en diciembre del 2010, restando dos de acuerdo a lo planificado para este 2011. Las campañas consisten en recorrer y tomar muestras de todos los espejos de agua de la zona comprendida desde la naciente y hasta la desembocadura de los Ríos Corriente y Miriñay, además del Iberá.

Los análisis de esas muestras buscan caracterizar los recursos hídricos estudiados y detectar posibles disturbios como consecuencia de la actividad arrocera. Estos estudios permitirán a las instituciones contar con información fidedigna sobre la calidad de los cuerpos de agua, para poder predecir en el futuro probables cambios que podrían producirse.

Concretamente la Cátedra Química Analítica realiza análisis físico-químicos; y microbiológicos de aguas. El estudio se efectúa en el laboratorio que cátedra posee en la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales y Agrimensura.

“Es un aporte técnico importante que la Universidad hace para contribuir a dar solución a un problema específico, como es el monitoreo y dilucidación sobre posibles impactos ambientales que pudiera arrojar una actividad productiva”, expresó el doctor Vázquez.

Con respecto a los resultados adelantó también que aún es prematuro emitir conclusiones, no obstante puede notarse de lo ya actuado que los cuerpos de aguas estudiados no han evidenciado situaciones anómalas que pudieran llamar la atención. El estudio será permanente y contínuo precisamente para disponer de un sistema de alerta ante posibles cambios.

Por último el doctor Vázquez adelantó que como parte del convenio suscripto con el ICAA, se está trabajando además, en la concreción de un proyecto para instalar un Laboratorio de Química Ambiental herramienta imprescindible para atender requerimientos analíticos en temas de contaminaciones o alteraciones del ambiente por cuestiones naturales o antropicas para la región.

Este futuro centro estará capacitado para el análisis ambiental de todo tipo: suelo, aire y agua. “El compromiso está y estamos trabajando para que se haga realidad”, señaló Vázquez.

Fuente: http://www.diarioepoca.com/notix2/noticia/253736_estudian-el-impacto-de-la-actividad-arrocera-en-los-rios-corriente-y-mirinay.htm

Joomla Templates and Joomla Extensions by ZooTemplate.Com
 

WebTranslator

banner-acpa
banerGobcorr